El ajedrez de padres a hijos

Rubén Crespo Gómez.
Monitor de ajedrez en la Provincia de Toledo.

Hace poco pudimos escuchar a título póstumo una de las últimas frases que nos ha dejado el gran sociólogo Zygmunt Bauman (1925-2017)
en una entrevista de Jordi Évole para su programa “Salvados” de La Sexta:

“El regalo más importante que puedes hacer a los que quieres es darles el sacrificio de tu tiempo”. A los que son padres o madres no será necesario preguntarles quienes serán los principales destinatarios del sacrificio de su tiempo porque sabe1mos que la mayoría responderá que sus hijos.

Pero no debemos confundir el tiempo que dedicamos a trabajar por el porvenir de nuestros hijos con el tiempo que realmente dedicamos a estar con ellos. Con mucha frecuencia oímos a los padres decir frases como “todo lo que hago lo hago por mis hijos” en discursos que tratan de justificar el no poder pasar más tiempo con sus hijos por las largas jornadas que dedican a trabajar.

Lamentablemente, por los ritmos tan frenéticos que se imponen en nuestra sociedad y la ausencia de auténtica políticas de conciliación laboral y familiar, esto es así para muchos, y este sacrificio se hace aún mayor, si cabe, en tanto en cuanto tienen que renunciar al poco tiempo que tienen para ellos mismos y dedicárselo a sus hijos. Sin embargo, en cuanto aprendemos a valorar ese tiempo y tenemos claro que no estamos dispuestos a perdernos la infancia de nuestros hijos, los reproches que nos podamos hacer por no dedicar tiempo a otras cosas que también nos gustarían se van diluyendo.

Casi por sorpresa encontramos que nuestros hijos tienen aficiones en las que los padres también podemos participar y disfrutar tanto como ellos. Una de ellas puede ser el ajedrez.

Continua leyendo este artículo, sobre “El Ajedrez de padres a hijos